GRAMÁTICA DE URGENCIA


Nunca fuimos
primera
persona del plural.

Me quedan
el pretérito imperfecto
y los adverbios
para intentar unir
con frases torpes
tus manos,
las de entonces,
con mi espalda,
la de ahora.
Pronombres
y complementos circunstanciales
que sustentan
mis frágiles coartadas.

Nunca seremos
primera
persona del plural.

36 comentarios:

  1. Las conjugaciones son a veces traicioneras...

    Un abrazo
    Marian

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa lección de sintaxis profundamente humana. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Nunca seremos nosotros.
    Precioso poema. Las conjugaciones de los verbos a veces no se corresponden con lo que significan. "Nosotros amamos", "vosotros amáis" etc.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Una vez escribí en mi blog en dónde debíamos poner ‘los acentos’, esta claro que hay reglas que saber y tiempos que conjugar...

    ResponderEliminar
  5. y se terminaron las coartadas...

    Abrazo.

    Mer

    ResponderEliminar
  6. A propósito de pronombres, y como un complemento a tu magnífica lección de sintaxis, te mando un Tanka, publicado en mi blog

    Ya no hay nosotros.
    Y tú eres más tú
    y yo más yo.

    Quiero que alguien me diga
    que es eso del amor.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Ojala con el pretérito imperfecto pudiera unir sus manos y mi espalda.cosas de nuestra gramática
    un beso
    elisa

    ResponderEliminar
  8. Tal vez ser mejor olvidarse de la gramática y ser, de una vez por todas, presente en el futuro.

    Un abarzo

    ResponderEliminar
  9. Vaya con la gramática...

    Un besazo y feliz finde

    ResponderEliminar
  10. interesante y rebelde declaración. Muy sintáctica y me parece ineteresante el juego que haces a través de ella para ordenar no solo el discurso, sino una realidad tan abstracta como las etapas del amor.

    beesosss

    ResponderEliminar
  11. Hay realidades que no sejan conjugar.

    Hay que aceptarlo.

    Saludo.

    ResponderEliminar
  12. cuando la palabra en su forma gramatical escapa a lo que nos ocurre, sólo hay que apelar al lenguaje del cuerpo y su memoria sensitiva
    cariños

    ResponderEliminar
  13. El problema de todas las lenguas será siempre la gramática!!!

    Abrazo...

    ResponderEliminar
  14. Precioso poema. Preciosa gramática. Maldita conjugación...

    Mil besos!

    ResponderEliminar
  15. tristemente precioso.....
    saludos...

    ResponderEliminar
  16. que perversas son a veces las conjugaciones... Y que odiosas las certezas.

    Beso

    ResponderEliminar
  17. Bueno bueno....yo con la sintaxis de segundo de bachiller liada y tu explicándolo tan claramente....Muy bueno...te felicito, es tan difícil encontrar el complemento directo...Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. es lo que tiene el preterito imperfecto!!!

    saludos

    ResponderEliminar
  19. hola,
    gracias por tu comentario.

    es curiosa la grandeza de los pronombres personales.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. "Nunca" es adverbio irrealizable y "nosotros" es pronombre de encuentro con ganas; estremecer a las manos con el ardor de la espalda anhelante podría conjugar la ósmosis del "intimamos".

    ResponderEliminar
  21. Muy bello, hombrepez.

    Los complementos circunstanciales son un buen sustento. Nos proporcionan las verdaderas referencias de espacio, tiempo, causa, modo... Sin los complementos los nombres dicen bien poco. Y no desesperes, que "nunca" es un complemento preciso para el pasado pero mudable para el futuro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Que mal une el pegamento de lo imposible...

    ResponderEliminar
  23. Me parece una congujación de versos, pluscuamperfectos :)

    ResponderEliminar
  24. Pues.. me gustan mucho estas lineas..
    Interesantes.. si..
    Espero que te encuentres bien.
    Te dejo abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Ser nosotros es una manera de completar el tú y yo.

    ResponderEliminar
  26. Te salió bordado. Me gusta el modo en que lo has expresado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Pasaba por aquí te dejo un besazo

    ResponderEliminar
  28. Unir el pasado con el presente... ojalá se pudiera.

    Bello, mucho.

    saludos Hombre Pez

    ResponderEliminar
  29. ¿falta el imperativo ¡¡seamos¡¡?

    saludos

    ResponderEliminar
  30. Qué bien has jugado con la gramática para contar una difícil historia de amor, Chapeau!.
    El dolor del pretérito impertecto, lo efémiro del presente simple y lo impredecible del futuro perfecto o no. ¿Quién lo sabe?..
    Un abrazo, Hombre Pez.
    ¿Qué hora es en ese reloj?.

    ResponderEliminar
  31. Ay hombrepez no te marches, acabo de llegar a tu ventana, qué linda letra, que maravilla descubrir tu voz anfibia. Un abrazo.

    ResponderEliminar