(APUNTE)


Esta carne inexacta
que cifra el miedo
doblándose, imposible,
como una raíz.

Esta carne que bautiza
con el semen disponible.

Que blasfema en mi nombre.
Incapaz del perdón
o el sacrificio.

Esta carne ya es pavesa.
No lo olvides.

15 comentarios:

  1. esta materia trémula
    que contiene
    el germen de su ceniza

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Genial esta confesión, un poema con acto de contricción incluido, me ha encantado.

    Un abrazo
    Marian

    ResponderEliminar
  3. Una magnífica personificación... y cre que en el fondo, una bella declaración de amor.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  4. El verso final es fabuloso...besos

    ResponderEliminar
  5. Cómo era aquello del agua pasada y el molino...

    ResponderEliminar
  6. Qué carnal descripción de un vértigo que conmueve!

    Bellisimo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. La carne siempre ha sido peligrosa. Deliciosamente peligrosa.

    Un abrazo :0)

    ResponderEliminar
  8. Pero queda rescoldo durante mucho tiempo para volver a arder

    ResponderEliminar
  9. No lo olvidaré ni aunque me quede amnésico, lo juro...

    ResponderEliminar
  10. Hombre Pez....

    Inexacta y pavesa...quedé fulminada yo también...
    Leí y me derramé como un mosaico mal pegado.

    (Recogerme)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Muy intimo..
    Es que la carne..
    Tiene su peligro.

    me gusta!!
    Que tengas una buena semana.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. carne que esclaviza a merced...mmmmmm ;)

    ResponderEliminar